Arepas

La arepa existía antes de la llegada de los conquistadores españoles a América. Aunque no se puede precisar el territorio exacto donde se cocinó por primera vez, no sabemos si son colombianas, venezolanas o incluso mexicanas. En Colombia y en Venezuela se consumen, aunque también se han difundido a las Islas Canarias. Pero, si colombianos y venezolanos se reúnen y surge la conversación de dónde proviene la arepa, hay que prepararse para una gran discusión y llena de argumentos. Uno dirá “la arepa es el pan de Venezuela”, “pero es que la arepa original es de Colombia, sin relleno” dirá el otro. Lo que sí es cierto es que la arepa es un símbolo de la tradición indígena que todavía está presente en estos países. En Colombia, hace unos 3.000 años, existía el maíz, mientras que en Venezuela es de unos 2.800 años atrás.

La arepa, como nos pasa  a los españoles con el  pan, es un alimento esencial  que se consume durante todo el día, en los almuerzos, en la cena y, por supuesto, en los desayunos. El origen de esta masa preparada con harina de maíz comenzó hace muchos siglos, cuando los indígenas molían maíz entre dos piedras lisas, hacían bolas con esta harina y las asaban en una plancha fabricada en barro, que se llamaba “aripo”,  de ahí viene su nombre.

En Colombia se preparan unas 75 variantes de arepas, como son: arepas bogotanas, costeñas, antioqueñas, de choclo, etc. Depende del maíz, de cómo se amasa, si es gruesa, delgada, pequeña, grande. Se preparan asadas, fritas, cocidas, a la plancha, al horno.

Los rellenos son interminables y podemos decir que hay uno diferente por cada restaurante o cocinero. Se abren en dos mitades y, bien calientes, se rellenan de verduras, carne, queso, jamón, algo dulce… a vuestro gusto.

Hacer arepas es muy sencillo, sólo necesitas unos pocos ingredientes y un bol para amasar.

Ingredientes:

  • 500 gramos de harina de maíz
  • 500 ml de agua
  • Una pizca de sal
  • Un vaso de aceite de oliva

Elaboración:

  1. En un bol se mezcla muy bien la harina y la pizca de sal.
  2. Se calienta el agua y,cuando esté tibia, se añade poco a poco la harina hasta formar una masa suave y húmeda.
  3. Con las manos mojadas, hacer bolas de unos 50 gramos, presionar con la mano para hacerlas planas (de un centímetro de altura) y dejarlas reposar con un paño húmedo sobre ellas, durante unos minutos.
  4. Freír en aceite caliente hasta que estén doradas. Para que la arepa quede crujiente y se infle es importante que la masa esté muy húmeda y el aceite caliente.
  5. Se escurren en papel absorbente.

Esta receta es fácil de hacer en casa y cada vez está más presente en las cartas de los restaurantes. Y todos los años se celebra en Colombia el Festival de la Arepa.

¡Ah! Si prefieres las arepas dulces, puedes sustituir la sal por el azúcar.

Glosario:

Relleno: Del verbo rellenar. Poner algo dentro.

Bolas: Forma esférica.

Barro: Masa que se forma con la mezcla de tierra y agua.

Mitades: Son dos partes iguales de algo.

Amasar: Hacer una masa.

Cocidas: Cocinadas con agua.

Bol: Recipiente redondo. Puede ser de cristal o de plástico.

Tibia: Entre caliente y fría.

Mojadas: Humedecidas con agua o con otro líquido.

Paño: Trozo de tela que se usa en la cocina para limpiar o secar.

Crujiente: Tostado.

Infle: Del verbo inflar. Llenar algo de aire.

Escurren: De escurrir. Eliminar el exceso de líquido, en este caso de aceite.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies