Gambas al ajillo

Hoy vamos a explicar una receta sencilla para preparar, de forma tradicional, unas riquísimas gambas al ajillo, un plato que a mí me encanta y que es una de las recetas de tapas más famosas de nuestra gastronomía.

Ingredientes:

  • Medio kilo de gambas frescas
  • 4 ó 5 dientes de ajo
  • Una guindilla (o dos, depende del gusto)
  • Dos cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Perejil (opcional)

Primero vamos a preparar los ingredientes antes de comenzar a cocinar esta receta.

  1. Pelamos las gambas y quitamos las cabezas.
  2. Pelamos los ajos y cortamos en láminas finas. El ajo da mucho sabor al plato.
  3. En una sartén o en una cazuela de barro (son ideales para esta receta) echamos el aceite de oliva virgen y doramos los ajos y la guindilla a fuego medio-bajo.
  4. Cuando estén doraditos, echamos las gambas peladas y escurridas con un poco de sal.
  5. Freímos las gambas por todos los lados, pero que no queden demasiado hechas, porque estarían muy secas.
  6. Y por último, ponemos un poco de perejil muy picado y servimos inmediatamente.

Un consejo muy importante es utilizar gambas frescas, porque están mucho más sabrosas. Yo sé que es muy difícil encontrarlas en las pescaderías, pero si las gambas son congeladas, lo mejor es descongelarlas y dejarlas que pierdan el agua poco a poco, utilizando un bol con un colador para que las gambas no estén en contacto con el agua. Y después podemos secarlas con un papel de cocina.

Por supuesto, se sirven calientes y con un poco de pan, que se come mojando en el aceite impregnado del sabor del marisco y el ajo. Y veréis cómo vais a disfrutar con estas gambas al ajillo. ¡Ah! Y no olvidéis acompañarlas con un buen vino blanco  fresquito.

¡A disfrutar!

Glosario:

Guindilla: Pimiento pequeño, de color rojo o verde, muy picante. También llamado chile, ají y  pimiento picante.

Pelar: Eliminar la piel

Quitar: Eliminar

Cazuela: Recipiente redondo, más ancho que alto, tiene dos asas y se utiliza para cocinar.

Barro: material arcilloso, utilizado en cerámica. Es una mezcla de tierra y agua.

Bol: Taza grande sin asa, cuenco.

Colador: Recipiente con varios agujeros y se utiliza en cocina para echar un líquido y eliminar las partes sólidas.

Mojar: Humedecer algo con agua u otro líquido.

Leave A Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies